Inicio General El «pero» de una gran feria como la de Vic Fezensac