Inicio Actualidad La tarde que ofreció Ginés Marín en Madrid no tiene ningún sentido racional