Inicio Crónicas Rubén Pinar sigue de dulce en Albacete, séptima puerta grande